Liberty Hall

25 Sep

LIberty Hall, en 1916 y en la actualidad.

En la esquina de Beresford Place y Eden Quay, separado de la Custom House por el puente Butt (donde el DART atraviesa el Liffey) se encuentra Liberty Hall, la sede histórica de los sindicatos dublineses.

Originalmente un hotel, fue el punto de reunión y organización del movimiento obrero en los días de la Huelga General de 1913. Desde entonces, recibió numerosas visitas y allanamientos de la policía y del RIC (Royal Irish Constabulary) la organización británica responsable de la seguridad en Irlanda.

A pesar de ello, en Liberty Hall se organizaron huelgas y mítines, se imprimieron periódicos y revistas como “The Irish Worker” (“El Trabajador Irlandés”), “The Worker” (“El Trabajador”) y “Worker’s Republic” (República de los Trabajadores”), publicaciones clausuradas de manera sucesiva por el gobierno inglés. Allí también se organizó el “Ejército Ciudadano Irlandés” (el ICA), una milicia que tenía como propósito la defensa de la clase obrera y que se convertiría en una de las fuerzas que actuó en el Levantamiento de 1916.

Desde la incorporación de James Connolly al Consejo Militar (el grupo que preparaba la insurrección) en Enero de 1916, este edificio fue un escenario frecuente de sus reuniones. Los sindicatos fijaban posición ante la I Guerra Mundial con una pancarta en su fachada donde se leía: “No servimos al Rey ni al Káiser, sólo a Irlanda”. En Liberty Hall se fabricaron bombas caseras, se escondieron armas y municiones, las mujeres de Cumann na mBan recibieron entrenamiento en Primeros Auxilios y los miembros del Consejo Militar efectuaron la decisiva reunión del día anterior al Levantamiento.

El Lunes de Pascua las fuerzas rebeldes, pertenecientes a distintas organizaciones nacionalistas, se reunieron frente a este edificio. Allí, James Connolly afirmó: “Ya no somos Voluntarios (en referencia los “Irish Volunteers”) ni Ejército Ciudadano, somos un sólo ejército: El Ejército Republicano Irlandés”.

Estatua de James Connolly bajo Butt Bridge.

Tras la salida de los diversos contigentes hacia sus guarniciones en Liberty Hall sólo permaneció su cuidador, el señor Peter Enis. Sin embargo, los oficiales británicos lo escogieron como primer objetivo del barco bombardero “Helga” que disparó obuses desde el Liffey, arrasándolo por completo. Restaurado después de la rebelión, en 1950 fue declarado inseguro y demolido. El edificio actual, uno de los más altos de Dublín fue construido entre 1961 y 1965. A uno de sus lados, se encuentra una estatua de James Connolly, el más famoso de sus ocupantes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: