Patrick Pearse, el alma de 1916

27 Sep

Los familia Pearse, Patrick sentado a la derecha y Willie de pie a la izquierda.

Patrick Henry Pearse nació en Dublín (Brunswick Street, ahora Pearse Street) el 10 de Noviembre de 1879 como el segundo hijo de un matrimonio mixto de padre inglés y madre irlandesa. Su abuelo materno provenía del condado de Meath y una hermana de éste, Margaret Brady, era una gran conocedora de la tradición oral de la zona. La influencia de esta tía abuela, que contaba historias en gaélico despertaron su temprano interés en el idioma irlandés.

 Así, se unió a los 17 años a la Liga Gaélica y cinco años después, con apenas 22 se convirtió en el editor de su revista “An Claidheamh Soluis” (“La Espada de Luz”). En 1900, él obtuvo un B.A. en Lenguas Modernas (inglés, francés e irlandés) por la Universidad Real de Irlanda y un título de abogado en el University Collegue. Poco después fue nombrado Barrister por la Honorable Sociedad de King’s Inns (HSKI) que agrupaba a este elitesco gremio. Sin embargo, Patrick nunca ejerció este oficio. Se conoce que sólo presentó un caso ante las cortes en la defensa de un obrero despedido injustamente y lo perdió.

 En 1909, el abandona su puesto de editor para dedicarse a su vocación pedagógica. En esa época, ya era conocido como el mejor profesor de irlandés de la ciudad, con cursos regulares en el University Collegue (donde llegó a tener como alumno a un joven James Joyce), la Christian Brothers School e incluso el exclusivo internado de señoritas Alexandra Collegue. Sin embargo, él disentía en gran medida con la concepción educativa de la época, basada en la obediencia y la sumisión. Creía además, que el sistema educativo irlandés estaba pensado por el gobierno inglés como una estrategia para formar ciudadanos sometidos al régimen colonial. Tales ideas fueron desarrolladas años después en los ensayos “The Murder Machine” (“La Máquina Asesina”, Febrero 1913) y “An ideal Education” (“Una educación ideal”, Junio 1914), ambos publicados en la revista “Irish Review”.

La sede de St. Enda's en Rathfarham, actualmente Pearse Museum.

 Patrick Pearse, con la ayuda de su familia, decidió poner en práctica sus ideas educativas en una escuela experimental. St. Enda’s Collegue (Scoil Éanna) abrió sus puertas en una casa de Ranelagh. Su hermano Willie Pearse y Thomas MacDonagh fueron profesores de la misma y los colaboradores más cercanos del proyecto, que recibió el apoyo de intelectuales nacionalistas como Eoin MacNeill, Douglas Hyde y Roger Casement. En St. Enda’s se alentaba la creatividad individual de cada estudiante, se incorporaban actividades artísticas y manuales a las labores escolares habituales (la escuela tenía un pequeño teatro y un huerto), se daba especial énfasis a los deportes gaélicos (Con Colbert era el instructor de esta área) y por sobre todo se enfatizaba la cultura irlandesa através de una educación bilingue.

 El traslado de la escuela la entorno más idílico de Rathfarham causó graves problemas económicos a Patrick, quién también se involucró con la fundación de una escuela equivalente para niñas: St. Ita’s, que funcionó unos pocos años en la antigua sede de St. Enda’s. Hacia 1913 había ido más allá del nacionalismo cultural y se iba haciendo cada vez más militante. Escritos como “The Coming Revolution”, “The Sovereign People”, “Ghosts” y “The Spiritual Nation” revelan su pensamiento político. Ese año son fundados los “Voluntarios Irlandeses” y Pearse es electo como uno de los miembros de su directiva.

 Al año siguiente, en 1914 el inicio de la I Guerra Mundial hace que esta organización se divida. La facción disidente, entre la que se encontraba Pearse es penetrada por la Hermandad Republicana Irlandesa (IRB), que hace miembros a varios de sus dirigentes, entre los que él se encontraba. Poco después, se decidió la fecha del Levantamiento y se creó el Consejo Militar que estaría encargado de su planificación. Desde entonces, Patrick estaría involucrado por completo en ese trabajo.

 El 1 de agosto de 1915, Pearse fue el orador durante el funeral del feniano Jeremiah O’Donovan Rossa y su ahora célebre discurso concluía con estas palabras:

“Nuestros enemigos son fuertes, listos y cautos; pero con todo lo fuertes, listos y cautos que puedan ser, no pueden luchar contra los milagros de Dios, que cosecha en los corazones de los jóvenes las semillas sembradas por los hombres jóvenes que les precedieron. A las semillas que sembraron los jóvenes de 1865 y 1867 han germinado milagrosamente hoy. Gobernadores y Defensores han de tener cuidado en protegerse. La vida brota de la muerte; y de las tumbas de los patriotas, hombres y mujeres, brotan las naciones vivas. Los Defensores de esta situación han trabajado bien, tanto en secreto como en públco. Creen que han pacificado Irlanda. Creen que han comprado a la mitad de nosotros y han intimidado a la otra mitad. Creen que han previsto todo, creen estan preparados para todo; pero ¡necios, necios, necios! – Nos han dejando a nuestro feniano muerto, y mientras tumbas como esta estén en Irlanda, la Irlanda sometida nunca estará en paz.”

Patrick Pearse se dirige a una concentración de los Voluntarios Irlandeses, 1915

Debido a sus habilidades oratorias, Pearse fue la voz del Alzamiento. Desde su posición en los Voluntarios, envió instrucciones a las unidades de todo el país para las acciones que iban a comenzar el Domingo de Pascua, la fecha inicialmente prevista. Una contraorden enviada por Eoin MacNeill, director de los Voluntarios quien estaba en desacuerdo con continuar tras el arresto de Roger Casement, limitó el número de participantes y obligó al Consejo Militar, que insistió en seguir adelante, a retrasar el estallido del Levantamiento un día más. Al mediodía del 24 de Abril de 1916 fue Patrick Pearse quién leyó la Proclamación de Pascua frente a la Oficina de Correos y quién como Presidente del Gobierno Provisional, se rindió al ejército británico luego de seis días de enfrentamiento. Tras ello fue sometido a un Consejo de Guerra y condenado a morir fusilado. Esta sentencia fue ejecutada en la madrugada del 3 de mayo en el patio de Kilmaiham Gaol. A esa fecha tenía 36 años.

Mucha tinta ha corrido en relación a la compleja personalidad de Patrick Pearse. El era un hombre estudioso, metódico, austero, idealista, profundamente espiritual y pesar de ser un excelente orador, una persona tímida, reservada y en ocasiones distante. Su figura como personaje visible del Levantamiento de Pascua, ha sufrido el mismo tratamiento desmesurado que ha habido sobre el hecho histórico, idealizado y demonizado en demasía por unos y otros. El desconocimiento de relaciones románticas con mujeres en su vida, disparó las tesis revisionistas acerca de una presunta homosexualidad (que a fuerza de la ausencia de evidencia alguna al respecto, terminaron por señalar como “latente”) Otros, en respuesta, refieren que llegó a pedir matrimonio a Eveleen Nicholls, también BA en Lenguas Modernas, quién le rechazó por motivos familiares y murió accidentalmente poco después. Esto no ha sido comprobado, pero lo cierto en este sentido es que desde el entorno universitario, el cultivó importantes amistades femeninas como la historiadora Mary Hayden y la profesora Louise Gavan Duffy, ambas destacadas colaboradoras de sus proyectos educativos.

Más recientemente, un poema suyo publicado en 1909 escrito en irlandés y según algunos entendidos mal traducido al inglés, titulado “A Mhic Bhig na gCleas” (“El muchacho de los trucos”) alimentó los rumores de una supuesta atracción por adolescentes varones. Nuevamente, no se ha presentado ninguna otra evidencia al respecto y las memorias de varios ex estudiantes de St. Enda’s destacan más bien el respeto, afecto y admiración que ellos sentían por Pearse. Una tercera idea, se ha sumado recientemente a las especulaciones alrededor de este personaje ícono del nacionalismo irlandés. Dos expertos en psicología infantil del Trinity Collegue revelan en un artículo del “Irish Independent” (2006) que Pearse exhibía síntomas del Síndrome de Asperger.

En mi modesta opinión, lo único que evidencian tales elucubraciones es el profundo impacto que la personalidad y sobre todo las acciones de Pearse tuvieron (y siguen teniendo) en la historia irlandesa. Un ser humano como cualquiera de nosotros, pero ciertamente, un ser humano extraordinario.

Anuncios

4 comentarios to “Patrick Pearse, el alma de 1916”

  1. Carmen Cepeda 29 septiembre, 2011 a 8:30 #

    Enhorabuena, Sol. Me alegro muchísimo de poder leerte. Y, como siempre, excelente. Un beso. Carmen.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Constance Markievicz (1868 – 1927), segunda parte. « "Una terrible belleza ha nacido": 1916 en español - 13 enero, 2012

    […] 109 hombres y 10 mujeres que lucharon en este lugar hasta  la rendición definitiva, firmada por Patrick Pearse el 29 de Abril. Queda como anécdota el beso de Constance a su costoso revólver automático […]

  2. Constance Markievicz (1868 – 1927) « "Una terrible belleza ha nacido": 1916 en español - 13 enero, 2012

    […] en el Comité del Nuevo Teatro de Irlanda, Constance conoce a los escritores Thomas McDonagh, Patrick Pearse y Joseph Mary Plunkett, futuros líderes del Levantamiento de Pascua y miembros de la Liga […]

  3. Louise Gavan – Duffy (1884 – 1969). « "Una terrible belleza ha nacido": 1916 en español - 25 septiembre, 2012

    […] en el University Collegue, del que fue una de las primeras mujeres graduadas en 1911. Allí, Patrick Pearse fue su profesor de irlandés y ella se convirtió en una experta en el idioma. Además, Louise […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: