La Hermandad Republicana Irlandesa (IRB, “Irish Republic Brotherhood”)

12 Oct

La Hermandad Republicana irlandesa fue una organización secreta dedicada a la creación de una “República Democrática e Independiente”. Fundada por James Stephens, John O`Leary y Charles Kickam el día de San Patricio de 1858 en Dublín, su contraparte en los Estados Unidos de América fue organizada por John O`Mahony y era conocida como la Hermandad Feniana (y luego como “Clan na Gael”). Los miembros de ambas alas del movimiento eran llamados “fenianos” y desempeñaron un rol trascendental como principales defensores del ideal republicano e independentista durante la segunda mitad del siglo XIX y principios del XX.

 La Hermandad Republicana se organizaba en círculos. Un “círculo” era análogo a un regimiento, donde el “centro” o A podría considerarse equivalente a un coronel, que elegía a nueve B, o capitanes, que a su vez elegían nueve C, o sargentos, quienes a su vez eligían nueves D, que constituían la base. En teoría, al identidad de un A sólo era conocida por su B y asi sucesivamente, pero esta regla fue violada con frecuencia.

 Sus miembros se reconocían como los sucesores de movimientos como el de los “Irlandeses Unidos” de la década de 1790 y los “Jóvenes Irlandeses” de 1840. Se ingresaba a la organización por invitación de uno de sus miembros y se realizaba un juramento secreto de adhesión. Se conocen al menos dos versiones del mismo, de las cuales la más aceptada es la siguiente:

 “Yo, juro solemnemente, en presencia de Dios Todopoderoso, que voy a hacer todo lo posible, a todos los riesgos, mientras dure la vida, para establecer en Irlanda una república democrática independiente , que voy a rendir obediencia implícita, en todas las cosas que no sean contrarias a la ley de Dios y de la moral a las órdenes de mis superiores, y que voy a preservar el secreto inviolable con respecto a todas los asuntos de esta sociedad secreta que puede ser confiados en mí. ¡Que Dios me ayude! Amen”.

 De acuerdo a O’Mahony el “fenianismo” sostenía dos grandes principios: en primer lugar, el derecho natural de Irlanda a la independencia; y en segundo lugar, la convicción de que ese derecho sólo podía ser ganado a través de una revolución armada . Debido a su creencia en el republicanismo, es decir, al hecho de considerar que “la gente común son los legítimos gobernantes de su propio destino”, los miembros fundadores de este movimiento fueron reconocidos como “demócratas furiosos”, lo cual a mediados del siglo XIX era equivalente a una postura política revolucionaria e incluso tendenciosa.

James Stephens en particular tenía “el firme propósito de establecer una república democrática en Irlanda, es decir, una república para el bien del explotado”, objetivo que requería una revolución social completa. Según los fundadores de la Hermandad Republicana, la popularización de tales principios sería la base del movimiento independentista.

Los “fenianos” se extendieron en todos los países donde se estableció la diápora irlandesa. Así, además de la influyente “Clan na Gael” en los Estados Unidos, existían círculos de la Hermandad en Australia, Cánada y América del Sur; así como en Escocia y en las grandes ciudades de Inglaterra (Londres, Manchester y Liverpool). En la reconocida novela de Leo Uris “Trinidad” encontramos un vívido retrato de este proceso.

 A comienzos del siglo XX, la Hermandad era una organización estancada. Muchos de sus antiguos miembros se habían plegado a la vía legislativa del “Home Rule” y al acción del Partido Parlamentario Irlandés. No obstante, una nueva generación de republicanos del Ulster liderizada por Bulmer Hobson y Denis McCullogh fundó el club Dungannon, con al intención de revertir esta situación y desalentar el reclutamiento de irlandeses en el ejército británico, fomentando el alistamiento en la Hermandad, con el objetivo de retomar el ideal independentista. A ellos se unió Sean MacDiarmada y en 1908, se trasladaron a Dublín, donde se asociaron con el veterano feniano Thomas Clarke, quien había pasado 15 años en prisión por actividades de la Hermandad.

El estallido de la I Guerra Mundial en 1914, con el correspondiente llamado del gobierno británico a la participación de los hombres irlandeses en su ejército, radicalizó las posiciones. Ese año, el liderazgo del Consejo Supremo fue renovado por completo y fue encabezado por Hobson, McCullogh, Patrick McCartan, John MacBride, Sean MacDiarmada y Thomas Clarke. Estos últimos fueron los principales instigadores del Levantamiento de Pascua y constituyeron el núcleo del Consejo Militar, al cual atrayeron a los líderes sobresalientes de los “Voluntarios Irlandeses”: Patrick Pearse, Eamonn Ceannt, Joseph Plunkett y Thomas MacDonagh, convirtiéndolos en miembros de la Hermandad.

Tras la rendición de 1916 y la ejecución o encarcelamiento de los líderes, la estructura de la Hermandad republicana se mantuvo viva a través de la labor de Kathleen Clarke, la viuda de Thomas. Michael Collins revivió la organización durante los años de la Guerra de Independencia (1919 – 1921), pero ésta no sobrevivió a los enfrentamientos fraticidas de la Guerra Civil (1921 – 1923). Tras la derrota del bando antitratado, el presidente de la Hermandad Richard Mulcahy, procedió a disolverla en 1924, aduciendo que “los objetivos de esta ya se habían cumplido”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: